Blog

Error de software

Error de software

Un error de softwareerror o simplemente fallo (también conocido por el inglés, bug) es un problema en un programa de computador o sistema de software que desencadena un resultado indeseado. Los programas que ayudan a la detección y eliminación de errores de software son denominados depuradores (en inglés, debuggers).

Entre las numerosas incidencias notables causadas por este tipo de error están la máquina de radioterapia Therac-25 en la década de 1980, la destrucción de la sonda espacial Mariner 1 en 1962,​ del Ariane 5 501 en 1996,​ y el Airbus A400M en 2015. También fueron famosos los incidentes de la red de AT&T en 1990, o los accidentes del Boeing 737 MAX en 2018 y 2019 que llevaron a la suspensión de sus vuelos durante meses por fallos en el software MCAS.​

En 2002 un estudio encargado por el National Institute of Standards and Technology del Department of Commerce (Ministerio de Comercio) de Estados Unidos concluyó que los errores informáticos costaban a la economía estadounidense 59 500 millones de USD al año, un 0.6% del PIB

Protección de memoria

Protección de memoria

La protección de memoria, del inglés memory protection, es un método para controlar el uso de memoria en una computadora, y es parte esencial de prácticamente todos los sistemas operativos modernos. El principal propósito de la protección de memoria es evitar que un proceso en un sistema operativo acceda a la memoria que no le ha sido asignada. Así pueden evitarse problemas durante la ejecución del software, y también se evita que software maligno acceda a los recursos del sistema.

Gestión de derechos digitales

Gestión de derechos digitales

La gestión de derechos digitales​ (DRM, del inglés digital rights management), también llamado programas anticopia, es un término que se refiere a las tecnologías de control de acceso usadas por editoriales y titulares de derechos de autor con la intención de limitar el uso de medios o dispositivos digitales a personas o equipo no autorizadas. También se utiliza para referir a las restricciones asociadas a instancias específicas de obras digitales o dispositivos. Los DRM se solapan, hasta cierto punto, con la protección de copia de software, aunque el control del DRM es generalmente aplicado a medios creativos —música, películas, libros, etc.—.

El DRM ha sido y está siendo utilizado por compañías proveedoras de contenidos como SonyMicrosoftValveSpotifyNetflix y la BBC.

Apple renunció al uso de DRM en las canciones ofrecidas a través de su portal iTunes, que concentra el 80 % de las ventas de música digital.

El uso de DRM es polémico. Los que abogan a favor de su utilización argumentan que es necesario, para los poseedores de derechos de autor, prevenir la duplicación sin autorización de sus obras y así asegurar flujos continuos de ingresos.​ Sus detractores, como la Free Software Foundation, sostienen por su parte que el uso de la palabra derechos es engañosa y sugieren que en su lugar se use el término gestión de restricciones digitales. Su posición es esencialmente que los poseedores de derechos de autor intentan restringir el uso de material con copyright incluso en formas no cubiertas por las leyes existentes.​ La Electronic Frontier Foundation y otros consideran también que los DRM son prácticas anticompetitivas.

En la práctica, existen métodos para derrotar o eludir todos los sistemas de DRM usados ampliamente, aunque esto en ocasiones requiera de mucha pericia. Garantizar la restricción de la copia de material audiovisual es especialmente difícil, debido a la existencia del agujero analógico, e incluso se sugiere que un DRM eficaz es lógicamente imposible por esta razón. Con todo y eso, muchos productos ampliamente extendidos contienen DRM.

Freeware

El término software gratis (en inglés freeware, abreviatura de free software, a veces confundido erróneamente con software libre, particularmente en el contexto anglófono, por la ambigüedad del término en inglés) define un tipo de software que se distribuye sin costo, disponible para su uso, pero que mantiene restricciones en su copyright, por lo que no se puede modificar o vender o utilizar libremente como ocurre con el software libre. Se trata de una variante gratuita del shareware. El shareware tiene como meta lograr que un usuario pruebe el software durante un tiempo limitado y si le satisface, pague por él habilitando toda su funcionalidad. Mientras, el freeware se ofrece de manera gratuita con funcionalidad completa, aunque a veces se piden donativos o se trata de versiones reducidas de programas de pago como medio para darse a conocer.

Read More